Novedades



JUZGADO LETRADO EN LO CIVIL DE 14º TURNO

SENTENCIA Nº 43

Montevideo, 11 de setiembre de 2018

VISTOS:

Para sentencia definitiva de segunda instancia estos autos caratulados “PETRAGLIA DAPUETO, AMANDA C/ FABRICA FP LTDA Y PETRAGLIA SUSANA – DESALOJO OCUPANTES PRECARIOS” - IUE 2 – 41860/2016, venidos a conocimiento de esta Sede en virtud del recurso de apelación deducido por la parte demandada contra la sentencia definitiva Nº 12/2018 dictada por el Sr. Juez de Paz Departamental de la Capital de 22° turno.

RESULTANDO:

1) Por la referida sentencia a cuya exacta relación de hechos cabe remitirse se desestimó el excepcionamiento y se confirmó el decreto N° 3015/2016 (fs. 9) por el que se dispuso el desalojo de la finca de autos con el plazo de quince días.

2) A fs. 232/234 la parte demandada interpuso recurso de apelación, agraviándose en lo medular por entender que la impugnada valoró los hechos de autos inadecuadamente, en la medida que no advirtió que ni Susana Petraglia, ni Fábrica FP son meros tenedores del padrón que se pretende desalojar, sino que son poseedores del padrón que se pretende desalojar, y que han poseído el mismo en forma pública, pacífica, no interrumpida y con ánimo de dueño durante más de treinta años.
Y por las razones allí expuestas, solicitó en definitiva que se revoque la sentencia impugnada haciendo lugar a la excepción de prescripción treintañal a favor de Susana Petraglia, ‘incidenter tantum’. Y para el caso de entender que la misma no se ha configurado, en subsidio, solicitó el acogimiento de la excepción de posesión, ordenándose a la actora ...


El texto completo ha sido incorporado en la Base de Datos respectiva y sólo puede ser visualizado por los suscriptores de El Derecho Digital. Por más información haga click aquí o consulte al (+598) 2903 5119.



JUZGADO LETRADO EN LO CIVIL DE 14º TURNO

SENTENCIA Nº 43

Montevideo, 11 de setiembre de 2018

VISTOS:

Para sentencia definitiva de segunda instancia estos autos caratulados “PETRAGLIA DAPUETO, AMANDA C/ FABRICA FP LTDA Y PETRAGLIA SUSANA – DESALOJO OCUPANTES PRECARIOS” - IUE 2 – 41860/2016, venidos a conocimiento de esta Sede en virtud del recurso de apelación deducido por la parte demandada contra la sentencia definitiva Nº 12/2018 dictada por el Sr. Juez de Paz Departamental de la Capital de 22° turno.

RESULTANDO:

1) Por la referida sentencia a cuya exacta relación de hechos cabe remitirse se desestimó el excepcionamiento y se confirmó el decreto N° 3015/2016 (fs. 9) por el que se dispuso el desalojo de la finca de autos con el plazo de quince días.

2) A fs. 232/234 la parte demandada interpuso recurso de apelación, agraviándose en lo medular por entender que la impugnada valoró los hechos de autos inadecuadamente, en la medida que no advirtió que ni Susana Petraglia, ni Fábrica FP son meros tenedores del padrón que se pretende desalojar, sino que son poseedores del padrón que se pretende desalojar, y que han poseído el mismo en forma pública, pacífica, no interrumpida y con ánimo de dueño durante más de treinta años.
Y por las razones allí expuestas, solicitó en definitiva que se revoque la sentencia impugnada haciendo lugar a la excepción de prescripción treintañal a favor de Susana Petraglia, ‘incidenter tantum’. Y para el caso de entender que la misma no se ha configurado, en subsidio, solicitó el acogimiento de la excepción de posesión, ordenándose a la actora recurrir a la vía procesal correspondiste.

3) Por providencia 1528/2018 (fs. 238) se dio traslado del recurso interpuesto el que fue evacuado por la actora a fs. 239/241, solicitando –por las razones allí expuestas- que se confirme en todos sus términos la sentencia de primera instancia.

4) Habiéndose franqueado el recurso, se remitieron los autos a esta Sede -previa atribución de competencia por la ORDA- , por decreto 1897/2018 (fs. 248) se asumió competencia y se dispuso el pasaje de los autos a estudio subiendo efectivamente al despacho a tal efecto el 9/8/2018.

CONSIDERANDO:

1 - Al amparo de lo dispuesto por el art. 200 numeral 1) CGP, la presente decisión se dicta como decisión anticipada.

2 - En función del principio del doble grado, la apelación es el medio impugnativo que provoca la instancia superior con la finalidad de obtener la revisión de lo decidido. Es un recurso ordinario porque se deduce contra sentencias que no pasan todavía en autoridad de cosa juzgada y porque no es necesario además invocar causales taxativamente impuestas por la ley. Además es esencialmente devolutivo, en el sentido que se envía el asunto al superior. (Perera, J., ‘Apelación y Segunda Instancia Proceso civil y penal’, 2da. Ed. AMF, 2009; Giuffra, C., ‘Los recursos judiciales en el C.G.P.’, t. 1, p. 106, ed. F.C.U., año).
El juez de la apelación, no tiene más poderes que los que caben dentro de los límites de los recursos deducidos. No hay más efecto devolutivo que el que cabe dentro del agravio y del recurso: ‘tantum devolutum quantum apellatum’ (Couture, E. ‘Fundamentos del Derecho Procesal Civil’, ed. Depalma, Bs. Aires, 1987, pág. 366/368; Cfme. Alsina, H., ‘Tratado Teórico Práctico de Derecho Procesal Civil y Comercial’, t. IV, 2da. Ed, Ediar, Bs. As., 1931, págs. 206/209).

3 - En supuestos como el de autos, en que se pretende el desalojo de un inmueble respecto de ocupantes calificados por los accionantes como precarios, son éstos quienes tienen la carga de alegar y probar una calidad diferente a la atribuida para lograr la revocación de la providencia inicial de desalojo, pues como enseña Vescovi: quien invoca que no es precario, en realidad está invocando una calidad positiva, pues debe agregar qué es, diciendo que es promitente comprador, arrendatario, etc., y resulta entonces lógico, que deba probar sus afirmaciones, siguiendo las reglas generales (Vescovi, E., ‘Del procedimiento en Arrendamientos y Desalojos Urbanos y Rurales’, ed. Idea, Montevideo, 1984, p. 120).
Así, el art. 139 del CGP establece que “... quien contradiga la pretensión de su adversario tendrá la carga de probar los hechos modificativos, impeditivos o extintivos de aquella pretensión ...”

4 - Y por otra parte, de conformidad con lo dispuesto por el art. 36 del DL 14.219, la prueba idónea a tales efectos es la documental, pues la norma es clara en cuanto a exigir al demandado por precario, prueba documental de las calidades que invoque para resistir el desahucio. (Ver: Vescovi, ‘Del Procedimiento en Arrendamientos y Desalojos Urbanos y Rurales’, ed. Idea, Montevideo, año 1984, p. 120).

5 - En el caso en examen, tal como lo observó la Magistrada de primera instancia, los demandados no acreditaron documentalmente tener una condición diferente a la de precarios. Pues las probanzas que aportaron no resultaron idóneas a tales efectos, en razón de lo cual, en todo caso, la falta de certeza sobre el título por el cual los co-demandados ocupan el inmueble objeto de desalojo, debe ser soportada por ellos.

6 - Que habiendo sido correcta la conducta de las partes no se impondrán sanciones procesales.-

Por los fundamentos expuestos

FALLO:

Confirmando la sentencia definitiva Nº 12/2018, sin especial condenación.
Notifíquese a domicilio.
Consentida o ejecutoriada, remítase a la sede de origen con copia de la sentencia para la Sra. Juez ‘a quo’.


Dr. Fernando Raúl TOVAGLIARE ROMERO - Juez Ldo. Capital

DDU - CASO - JPP - 11287